Ideales imposibles en la crianza

16.4.15 María 0 Comentarios



Hoy en día la madre primeriza sufre un bombardeo de informaciones, en las que prevalece un discurso biempensante de que todo debe ir como la seda. Ella estará fantástica antes, durante y después del parto. La lactancia será cómoda y placentera. Como está tan fantástica se incorporará a trabajar rapidito, pero manteniendo una lactancia prolongada. Y si surge algún problema la culpa solo puede ser de ella porque el padre en realidad no tiene que hacer nada; si cambia pañales, portea al niño, le alimenta y consuela de vez cuando ya será un héroe nacional.

Si accedes a blogs de mujeres famosas frecuentemente encontrarás consejos de maternidad, marcas favoritas, recetas saludables y similares. Estos posts están escritos en tono cercano pero rara vez incluyen frases como:
- Mi madre vive con nosotros, no trabaja fuera de casa y tiene edad y vitalidad para ocuparse de mis hijos.
- Cuento con personal para la cocina, limpieza y mantenimiento de la casa.
- Me llevo a mi hijo a los rodajes y viajes de trabajo... junto con su niñera.
- Contraté una salus cuando nació mi bebé para poder descansar y recuperarme.
- Todas las anteriores.

Antiguamente en los pueblos las vecinas se ocupaban de llevarle comida a la recién parida durante el primer mes, así como de arreglarle la casa. Y si el bebé se quedaba con hambre se le daba un biberón de leche de vaca. Tal cual, y sin presión de las empresas farmacéuticas.

En la película Criadas y Señoras, las abnegadas esposas contaban con "ayuda", una sirvienta que realizaba todas las tareas del hogar y cuidado de los niños, sin apenas descanso y por cuatro duros. La película denuncia esta esclavitud encubierta. Es imposible hacer todo lo que hace la criada y estar tan divina como la señora, no lo intentes porque no podrás.

Sé la madre que quieres ser

Aprovecha la información a tu favor.

No tienes que ser la superwoman que llega a todo sin despeinarse, pero tampoco la tradicional madre cuidadora que se ocupa de que todo el mundo a su alrededor consiga sus objetivos dejando de lado los propios.

Puedes encontrar online a otras madres que cocinan, hacen manualidades, se maquillan y visten con estilo, viajan, emprenden. Inspírate pero no pretendas hacerlo todo.

Y por supuesto busca ayuda a tu alrededor afín a tus ideas y que te apoyen sin dogmatismos: familiares, amigas, enfermeras, matronas, pediatras, asesoras de porteo o lactancia.  Yo acudí a un fisioterapeuta osteópata y a otra fisio experta en suelo pélvico tras mi primer parto, no sé qué hubiera hecho sin ellos.

Poco a poco irás uniendo los puntos y recuperando tu vida, y además tendrás a tu hijo. Y no querrás cambiar tu vida por ningún ideal.











0 comentarios :